Cómo nos “desinforman” sobre Israel

Leído en http://israeltodos.blogspot.com/. He pensado que valía la pena difundir algunas de las “perlas” informativas que allí se recogen, porque ponen en evidencia, a menudo con bastante humor, todo sea dicho, cómo nos dejamos “desinformar” cada día sobre Israel. Confieso que mi reacción inicial ante algunos de estos “breves” ha sido la sorpresa mezclada con la risa. Porque el apoyo que se da desde Occidente en general, y desde España en particular, al regimen “democràtico” implantado por Hamas y sus valedores sirios e iraníes, el beneplácito que gozan individuos como Ahmadineyad en foros internacionales que se acaban convirtiendo en plataforma de ataques antiisraelitas, una vez se te pasa la sorpresa y la indignación, te hacen reír. Si es que tenemos la prensa que nos merecemos…

Haaretz: Síria ha dotat Hizbullah de míssils M-600 con un alcance de 300 kilómetros.

Israel traspasará la seguridad en pueblos de Cisjordania a la policía armada palestina. Otra muestra de intransigencia israelí, claro.

Egipto declara la emergencia en la frontera de Gaza ante posible salida masiva de palestinos ¿Se desmorona el paraiso de Hamas? 7:17 AM May 2nd via mobile web

Ahmadinejad dice tener pruebas de que EEUU esta detrás del terrorismo. Claro, porque al frente está él. 2:06 AM May 2nd via mobile web

Egipto mata a cuatro palestinos en un tunel en Gaza. ¿Le lanzara Hamas cohetes “artesanales”? 12:54 AM Apr 29th via mobile web

¿Parecidos razonables? El Parlamento Israelí, por error, revela a agentes secretos. Estadistica en España, por error, revela un 20% de paro. 10:01 AM Apr 28th via web

Israel suspende sus construcciones en Jerusalén Este. Abbas firma una ley-boicot a productos israelíes de Cisjordania. Bonita reciprocidad.

Hariri telefonea a Zapatero para que la UE presione a Israel. Impresionante visión internacional la del libanés. 8:59 AM Apr 26th via web

En Milán manifestantes de “movimientos sociales” llaman “fascistas” a supervivientes del Holocausto. ¿Memoria historica? 12:51 AM Apr 26th via mobile web

Caen dos katisushas cerca de Eliat disparados desde el Sinaí. Son los cohetes que utiliza Hizbullah. La culpa es de Israel, of course.

Aviso a los buenistas: “Quien nos pida reconocer a Israel quedará decepcionado”, ha dicho Hamas.

Sarcasmo. Los palestinos han conmemorado el Día del Prisionero. ¿Y Gilad Shalit qué?

Sionismo telúrico. Israel hace estallar un volcán en Islandia para retener a 25.000 turistas en su territorio. Naturalmente. 11:29 AM Apr 18th via web

Grotesco: Ahmadinejah exige que se expulse a EEUU de la OIEA 5:27 AM Apr 18th via mobile web

Lieberman amenaza con devolver a Siria a la edad de piedra. En algunas cosas, como en democracia y derechos humanos, ya viven en ella. 1:59 AM Apr 18th via web

Hamas ha ejecutado a dos palestinos acusados de colaborar con Israel. Silencio de los del pañuelo.

El Tribunal Supremo español rechaza la petición del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe para que se juzgue a altos cargos israelíes.

Reuters: Ahmadineyad llama “tontos y retrasados” a los asistentes a la cumbre nuclear de Washington. Un tío elegante.

En 2009 se duplicaron los ataques antisemitas. Y todavia hay quien habla de utilización política de la Shoah 1:40 AM Apr 12th via mobile web

Netanyahu no acudirá al foro nuclear de Washington. Lógico, desde Durban muchas reuniones internacionales se vuelven un akelarre antiisraelí 2:56 AM Apr 9th via web

Erdogan: “Israel es la principal amenaza a la paz regional”. Pues no. La historia demuestra que la principal amenaza es una Turquía islámica.

Zapatero pide a Israel “que de los pasos necesarios para iniciar el diálogo”. Debe ser que Israel se dispara a si mismo desde Gaza 7:38 AM Apr 8th via web

Hoy llueven morterazos sobre Israel desde Gaza. Serán ejercicios (espirituales) de Hamas. 7:27 AM Apr 7th via web

Obama resalta el peligro del “terrorismo nuclear”. Ha perdido una gran oportunidad de poner el ejemplo perfecto: Irán.

“‘Dejen todo registrado porque a lo largo de la historia algún cabrón se levantará y dirá que esto nunca ocurrió'” Eisenhower dixit)

Amnistía Internacional pide a Hamas que suspenda varias ejecuciones en Gaza. Las carcajadas de los islamistas se oyen en Londres.

@nytimes Aparece vivo un palestino de 14 años de cuya muerte acusaban a Israel. Asi se escribe la historia.

Islam tolerante. En plena Semana Santa un centenar de musulmanes se pone a rezar en la catedral de Cordoba y se cabrean cuando les echan

Ante la matanza del terrorismo islamista en Moscú, los de siempre justifican lo injustificable.

El Supremo israelí respalda el anonimato en Internet. 69 folios justificando los comentarios antisemitas en las web. Para que luego digan.

Erdogan @ DerSPIEGEL “Es una locura hablar de Jerusalén como capital de Israel” y “No hubo genocidio armenio” ¿Quién es el loco? 1:38 PM Mar 27th via web

Euronews: cientos de palestinos celebran en Gaza la muerte de dos israelíes. Como siempre celebrando la muerte.

Mientras acusamos a Netanyahu de ser “Paco el Pocero” de Oriente Medio, Hamas anuncia nuevas ejecuciones. Y ante eso ni pío, oiga.

Clinton: “la presión a Israel está dando sus frutos”. Si, aumentan los cohetes desde Gaza.

Lady Ashton presionó para visitar hoy Gaza. ¿Visitará al israelí que acaba de matar un cohete? 3:14 AM Mar 18th via mobile web

Lady Ashton exige a Israel “negociaciones serias”. Vale. Israel debería exigir a la UE una ministra de Exteriores seria. 1:25 PM Mar 17th via web

Hamas proclama el dia de la ira. Ningun cambio respecto a los otros dias del año. 1:48 AM Mar 16th via mobile web

Netanyahu anuncia que segurá construyendo en Jerusalén. Lluvia de críticas. Hamas sigue disparando cohetes. Lluvia de silencios.

Peres @elpais.com “Gaza es un organismo irani”.

Ahmadinejad: “Israel es el país más odiado”. Lo dice es presidente más popular en su propio país.

Embajador palestino en Madrid: “Podemos construir un Estado laico, moderno, democrático y libre, si nos dan la oportunidad”. ¿Con Hamas? 8:23 AM Mar 10th via web

La baronesa Ashton podrá pasear por Gaza. ¿Lo hará cubierta y tres pasos por detrás de Ban KI Moon? 2:00 AM Mar 10th via web

RT @_factual: Uno de cada tres periodistas encarcelados en el mundo está en Irán

Dia de la mujer: el Consejo de Europa se opone a vetar el Burka. En nombre de la libertad permitamos la sumisión. 2:05 PM Mar 8th via web

El presidente panameño dijo que Israel es “guardián” de Jerusalén. El lobby propalestino amenaza. Y él se retracta. Qué dura es la política.

Hamas ha prohibido a los hombres entrar en las peluquerías femeninas. Otro paso hacia la libertad en Gaza. Desde luego. 9:28 AM Mar 7th via web

Ahmadinejad dice que lo del 11-S fue un montaje. Él de montaje sabe mucho. Véanse las ultimas elecciones.   2:14 PM Mar 6th via mobile web

La liga árabe da a israelíes y palestinos cuatro meses para solucionar un conflicto de 60 años.

Moratinos dice que para alcanzar la paz basta “buena voluntad política”. Marchando un Nobel para el campeón. 12:03 PM Mar 5th via web

Una pareja cristiana paquistani, codenada a 25 años por tocar el Coran sin lavarse ¿Limpieza etnica? 4:57 AM Mar 5th via mobile web

Anuncios

La banalidad del mal: Las benévolas de Jonathan Littell

Cuando en 2007 aparece en España la novela Las BenévolasLes Bienveillantes en la versión original francesa, publicada en 2006), del estadounidense Jonathan Littell, llega a nuestro país precedida por el prestigio adquirido gracias a la concesión del Premio Goncourt y del Grand Prix de l’Académie Française. Escritores como Mario Vargas Llosa o Jorge Semprún remarcaron en su momento el acontecimiento literario que suponía su publicación, la cual, de alguna manera, pretendía ofrecer al público un punto de vista original y novedoso entre las muchísimas novelas que han abordado el tema del Holocausto.

Maximilian Aue, el protagonista, un antiguo oficial de las SS, pasados treinta años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, seguro por el anonimato que le proporciona haber eludido los juicios, las condenas y la desnazificación de Alemania, es un hombre casado, con hijos, que lleva una existencia discreta y anodina en Francia. Como otros muchos miles de hombres y mujeres, tuvo la oportunidad de rehacer su vida y olvidar su participación como una pieza más del horrible engranaje que puso en marcha y consumó el genocidio de millones de judíos europeos.

Einsarzgruppen

Sin embargo, en un momento determinado de esa vida tranquila y sin sobresaltos, decide recordar su pasado e inicia, en primera persona, un larguísimo diálogo con el lector, a través del cual narra sus experiencias desde que, siendo un joven licenciado en derecho, ingresa como funcionario de la seguridad del régimen nazi, hasta que acaba convertido en oficial de las SS. El Dr. Aue vive la guerra desde sus escenarios más significativos: es testigo de los pogromos contra los judíos que se llevaban a cabo en las ciudades bálticas; forma parte de uno de los diversos Einsatzgruppen (unidades de matanza móviles) que operaban durante la invasión de la Unión Soviética con el cometido de “limpiar” de judíos las zonas conquistadas por la Wehrmacht en 1941, y que, mediante fusilamientos masivos, fueron responsables del asesinato de miles de hombres, mujeres y niños; interviene en la batalla de Stalingrado; conoce después la crudeza y la miseria de la ciudad ocupada de Lublin, en Polonia; es destinado a Auschwitz como supervisor en visita de inspección, en donde es testigo de las selecciones y de los métodos de exterminio en las cámaras de gas; vive los pavorosos bombardeos de 1944 en Berlín; y, finalmente, espera la llegada del Ejército Rojo en el Bunker de la Cancillería, de donde logra escapar hacia esa vida anónima. Jonathan Littell nos muestra a su personaje relacionándose e interactuando con personajes reales: Eichmann, Heydrich, Blobel, Frank, Globocnik, los médicos de Auschwitz e, incluso, con el mismo Hitler. Y todo esto, mostrando una confianza absoluta en la grandeza de su Nación, de su Volk, cambiando su fe en Dios por una fe en el líder, y, a lo sumo, ahogando en alcohol los remordimientos y la compasión que sabe que no puede sentir cuando cumple con lo que él cree que es su obligación, remordimientos que sólo se materializan en unos molestos vómitos cada vez que tiene que enfrentarse a la “penosa” tarea de dar muerte a los que considera enemigos de la patria, los judíos, el cuerpo que “infecta” y se nutre de la energía y la salud de la sociedad aria.

¿Cuál sería, entonces, esa visión original sobre el Holocausto que se supone que aporta Las benévolas? Contrariamente a lo que sucede en el resto de obras sobre el Holocausto, literarias o no, la novela de Jonathan Littell aborda el tema, no desde el punto de vista de las víctimas, sino del verdugo. Un verdugo que explica su historia de manera desapasionada, sin atisbo de culpa, apenas con algún retazo de compasión en momentos muy concretos. Alguien que habría llevado a cabo todas y cada una de las tareas que se le encomendaron con la misma frialdad y eficacia de haberse tratado de burocráticos asuntos jurídicos. Pero diría que aquí termina la pretendida originalidad de Jonathan Littell, precisamente en la opción por la voz narrativa representada por un SS y no por una víctima, por un superviviente.

Desde la primera página nos damos cuenta de que, en realidad, Las benévolas es un obra dual: en primer lugar, narra la historia de Maximilien Aue ligada estrechamente a los acontecimientos políticos y bélicos del periodo que abarca de 1941 a 1944. Sería ésta la parte más histórica y menos literaria de la novela, en realidad. En ella, Littell muestra que conoce a la perfección y que maneja con acierto la documentación y la bibliografía existente sobre el tema: desde autores como Christopher Browning (El batallón 101 y la solución final en Polonia), Daniel Jonah Goldhagen (Los verdugos voluntarios de Hitler), Vassili Grosman (Vida y destino), Gitta Sereny El trauma alemán) o Sebastian Haffner Alemania: Jeckyll y Hyde. 1939, el nazismo visto desde dentro), hasta los testimonios recogidos en cientos de documentales como Shoah, de Claude Lanzmann. Está claro, además, que se sirvió de estudios filológicos y antropológicos para construir algunos de los mejores pasajes de la novela, los que transcurren en Crimea, y que tienen como protagonista al pueblo de los Bergjuden.

Judíos húngaros esperando la selección en Auschwitz

Pero, sobre todo, la novela es deudora de la teoría sobre la “banalidad del mal”, que  Hannah Arendt, politóloga y filosófa alemana judía, desarrolló a raíz de su asistencia como periodista del The New Yorker al juicio contra Adolf Eichmann,  celebrado en Jerusalén en 1961. El Dr. Max Aue, como Eichmann, sería, según la teoría de Hannah Arendt, un tipo de criminal desconocido hasta el momento en que se produce el auge y desarrollo del nazismo, que habría actuado en unas circunstancias que le impedían saber que estaba actuando mal. No es capaz de reflexionar acerca de su comportamiento porque asume que está cumpliendo órdenes. Según Arendt, no dejaría de ser culpable de los crímenes cometidos, pero no podría ser juzgado como se juzga a un asesino al uso. Aue, también como Eichmann, cumplía órdenes, y las ejecutaba de la mejor manera que sabía, concienzudamente, de la misma manera que lo hubiera hecho si en lugar de supervisar la organización de un campo de exterminio le hubiesen encargado controlar la producción en una granja o en una fábrica. Aue no era un antisemita convencido o un fanático, ni siquiera tenía sentimientos reales y concretos en contra de los judíos, algo que Eichmann quiso dejar claro en su juicio. Y sin embargo, ninguno de los dos será capaz de experimentar un verdadero sentimiento de culpa, porque en aquellos momentos, el mal sufre un proceso de banalización tal, que nada es reprochable si se hace en cumplimiento de un sagrado deber para con la patria.

En segundo lugar, tenemos la ficción propiamente dicha, la historia de Max Aue, que, en mi opinión, es muchísimo menos interesante. La propia construcción del personaje, en el que Jonathan Littell ha combinado todas las características que imaginaríamos en un nazi arquetípico, adolece de falta de verosimilitud: homosexual, incestuoso, odia a su madre e idealiza la figura del padre, culto, interesado por la cultura clásica (el título de la novela hace referencia a las Euménides, las diosas de la venganza que aparecen en la Orestiada de Esquilo y que persiguen a Orestes para vengar la muerte de Clitemnestra, su madre) y por la filosofía, apasionado por la música (las casi 1.000 páginas del libro se dividen en 7 largas secciones, “Tocata”, “Alemandas I y II”, “Courante”, “Zarabanda”, “Minueto (en rondós)”, “Aire” y “Giga”, todas ellas, excepto la primera, con nombre de danzas propias de los siglos XVI y XVII). Parece que esa historia vital sirva sólo de hilo conductor para hacernos pasar a través de los escenarios que configuraron la terrible experiencia del Holocausto.

En resumen, Las benévolas podría ser considerada una novela histórica excelentemente documentada, que, más allá de su interés literario, discutible en cualquier caso, parece querer convencernos de que todos nosotros, en circunstancias excepcionales, podríamos ser susceptibles de acabar llevando a cabo las mayores atrocidades e infamias, sin ser siquiera conscientes de ello, sin experimentar el más mínimo sentimiento de culpa, como producto de esa aterradora “banalidad del mal”.