Praga, itinerarios y recomendaciones (VII): compras en Praga

Cuando nos planteamos qué podemos comprar en Praga, en primer lugar creo que tendríamos que distinguir entre lo que son “compras” y lo que son “souvenirs” o recuerdos de un viaje, de una estancia en una ciudad o de un lugar determinado.

Las compras de determinados productos u objetos las hacemos por varias razones: porque son productos propios de ese país, porque su calidad alllí es superior o porque su precio es inferior al que podemos encontrar en nuestros lugares de origen. Un souvenir ,en cambio,  es un objeto que sirve de recuerdo de nuestra visita a un país, a una ciudad o a un lugar concreto.

Si tuviese que hacer una lista de las “compras” más típicas que se pueden hacer en Praga, ésta sería:

– cristal de Bohemia

– granates

– ámbar

– marionetas y juguetes de madera

– artesanía en porcelana

– productos relacionados con la música: CD¡s, partituras…

– grabados

– productos de alimentación: vinos, cervezas y licores, quesos y embutidos típicos, obleas de balneario

¿Dónde comprar en Praga? La ciudad, a diferencia de lo que sucedía hace sólo 15 años, cuenta con modernos centros comerciales, donde podemos encontrar supermercados, tiendas de marcas internacionales, restaurantes y cafeterías y multicines.

Estos centros comerciales empezaron a abrir a finales de los 90, aunque, desde luego, su oferta y variedad no es la de París, Londres o Milán. Con todo, las tiendas de escaparates tristes y sin gracia o los grandes almacenes socialistas en donde apenas se podía escoger el color de un vestido o de un pantalón quedan muy lejos. A lo sumo, las podemos encontrar en la periferia, en los barrios dormitorios. Actualmente, las grandes marcas han abierto tiendas en Praga, y las franquicias están a la orden del día. En la calle Pařizská, en Na Přikopě, 28 října, en la Plaza Wenceslao o en la Plaza Jungmann podemos encontrar tiendas de marcas internacionales, pero también de productos nacionales típicos.

Los principales centros comerciales de Praga son:

Palladium

Plaza de la República (Náměstí Republiky) delante de la Obecní Dům.

Myslbek Galeria

En Na Přikopě, 19-21, al lado del Palacio Kolovat.

Slovanský dům

En Na Přikopě, 22

Černá růže

En Na Přikopě, 12

Pálac Flora

En Vinohradská, 144

Vinohradsky Pavilon

En Vinohradská, 50

El Mercado de la calle Havelská (Havelský Trh) es un lugar ideal para comprar artesanía y marionetas. En la calle Celetná, Karlova y Mostecká se puede comprar cristal y artesanía diversa.

En la Plaza Wenceslao hay numerosas tiendas de alimentación, bastante lujosas, pero caras. Una solución para comprar comida y bebida típicas, son los supermercados de la cadena TECSO, el equivalente a nuestros Carrefour, Caprabo o Hipercor, en donde estos productos se pueden adquirir a precios asequibles. Los TECSO más céntricos son: MY Narodní, en Narodní třida, muy cerca del Teatro Nacional, y EX Belehradská, en la calle Vocelová, cerca de la estación de metro de I.P. Pavlova.

El cristal de Bohemia

Sin duda es el producto que todos (o casi todos) los turistas desean llevarse a casa después de una estancia en Praga. El cristal de Bohemia, por su calidad y por su talla, es mundialmente famoso. Tanto en Praga como en Karlovy Vary hay muchísimas tiendas que venden este típico cristal. Sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas: en primer lugar, que no todo lo que se cree que es cristal de Bohemia, lo es. Hay mucha bisutería de cristal, realmente bonita, pero que no es cristal de Bohemia. También hay que distinguir entre el cristal y el vidrio de Bohemia. Así que cuidado con las gangas, porque con este producto no existen. Los tiempos en que los turistas se llevaban cristalerías enteras a casa a precios realmente interesantes, ya no existen.  Actualmente, a no ser que se tenga un bolsillo muy lleno o se sea un enamorado del cristal y los precios no nos importen, lo más normal es comprar piezas pequeñas o medianas (una, como mucho), pero con la seguridad que lo se compra es cristal original de Bohemia.

 Dónde comprar cristal de Bohemia: yo no soy una gran aficionada al cristal y no puedo ofreceros una lista exhaustiva de los mejores establecimientos que venden este producto. Tengo en casa mis cuatro o cinco piezas y cruzo los dedos cuando se saca el polvo para que no se rompan, porque los precios ya no son ahora los que eran cuando las fui comprando. Os puedo, eso sí, dar los nombres de las tiendas más conocidas y más fiables especializadas en cristal.

Celetná Cristal: en la calle Celetná. Es una de las tiendas oficiales de venta de cristal de Bohemia de las mejores marcas, como Moser o Mottel.

Karlový Vary Celetná : también en la calle Celetná. Esta tienda pertenece a la cadena del mismo nombre, especializada en venta de cristal de Bohemia.

Blue Praha: ésta es una cadena totalmente fiable, que tiene tiendas por toda la ciudad y que es famosa porque ha sabido combinar modernidad y tradición. Está especializada en los diseños en color azul, que son PRECIOSOS. Tiene tiendas en Malé náměst (detrás de la Plaza de la Ciudad Vieja), en la calle Pařížská (la que sale de la parte norte de la Plaza de la Ciudad Vieja, hacia el Barrio Judío y el río), y en la calle Mostecká (saliendo del Puente de Carlos, en la Malá Strana, a mano derecha). En esta última tienda yo personalmente tengo muy buena experiencia, eran muy amables, muy honestos en la relación calidad-precio y se preocupaban mucho de empaquetar las piezas para evitar roturas durante el viaje de vuelta.

Erpet Bohemia Cristal: en la Plaza de la Ciudad Vieja, prácticamente delante del Reloj.

Artel Store: en la calle Celetná. De SUPER LUJO y precios en consonancia.

La marca Květná tiene una tienda en la Malá Strana, muy cerca del Museo Franz Kafka, en U lužického semináře.

 Granates

Alrededor de la Plaza Wenceslao hay joyerías en que se venden granates, ya montados o sólo la piedra. También en el Barrio Judío hay algunas tiendas especializadas en esta piedra semipreciosa. Lo mejor es comprarla sin montar. Una de las tiendas especializadas es Granat, en la calle Dlouhá, cerca de la Sinagoga Española. En Celetná Cristal también venden granates y, en general, artesanía de todo tipo, como porcelana. Si vais a Karlový Vary, podéis encontrar granates a un precio correcto en Antony.

  Ámbar

Normalmente, en las tiendas que venden artesanía y cristal, ofrecen también algún tipo de bisutería fina con ámbar o bien ámbar sin montar. Si os decidís por comprarlo, sobre todo, que sea ámbar del Báltico, no ruso, que es de peor calidad.

 

 

 

 

Marionetas y juguetes de madera

La República Checa tiene una larguísima tradición en la fabricación de marionetas y de juguetes hechos de madera. En Praga hay muchísimas tiendas que venden marionetas, simplemente es cuestión de preguntar precios y comparar. Son muy típicas las que representan al Buen Soldado Svej. Pero hay verdaderas preciosidades y otras realmente que “dan miedo”, como las colecciones de brujas. Hay tiendas en donde se exponen cientos de modelos. Sobre todo, si hay niños en casa o hay que hacer un regalo a alguno, las marionetas son una opción excelente.  En los mercadillos callejeros  (sobre todo durante los dias previos a la Navidad), los puestos de marionetas son típicos en Praga. Las dos tiendas más famosas de Praga en la venta de marionetas y, en general, de juguetes de madera son Antikva Burger, en Betlemská náměstí, entre la Plaza de la Ciudad Vieja y el Puente de Carlos, y Obchod AMI – Loutky, en la calle Nerudova, la que sube al Castillo desde la Plaza de la Malá Strana. Esta calle tiene muchas tiendas especializadas en artesanía en general.  Recordad que en el Mercado de la calle Havelská (detrás de la Plaza de la Ciudad Vieja, cerca del Teatro de los Estados y del Carolinum) hay puestos de juguetes de madera y marionetas a precios económicos.

Artesanía en porcelana

Normalmente, en las tiendas que venden cristal de Bohemia, podréis encontrar productos de porcelana tradicionales, desde vajillas hasta las famosas casitas de colores que representan los edificios de la Plaza de la Ciudad Vieja o la Malá Strana.

 

 

 

 

 

Cuadritos, grabados, fotos antiguas

En los mercados callejeros, pero sobre todo en el Puente de Carlos encontraréis pintores y fotógrafos que exhiben pequeños cuadros, fotos en blanco y negro o grabados de la ciudad de Praga.

En  Antikvariát Galerie, en la Avenida Nacional, podréis encontrar también libros, fotos, grabados, etc, aunque los precios son caros.

En el Barrio Judío venden unas colecciones de postales, que reproducen en un estilo muy característico los principales monumentos o personajes ligados a la comunidad judía de Praga.

 

 

 

 

 

 

 

Otra opción es comprar reproducciones de pinturas art nouveau, sobre todo de Alfons Mucha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Música

Los CD’s de música clásica suelen ser otra de las compras que los visitantes aprovechan para adquirir en Praga, ya que los precios son baratos.  En la Plaza Wenceslao encontraréis una de la gran cadena de venta de música, la Bontonland. Pero son muchas las tiendas de música, que además ofrecen partituras, libros sobre los músicos relacionados con la ciudad de Praga, etc.

Productos de alimentación

Los vinos checos y moravos están ganando aceptación y en los últimos años compiten con vinos de otros países con larga tradición vinícola, como Francia o Alemania. Los mejores vinos, para mi gusto, son los moravos blancos, como Veltlínské zelené, Müller-Thurgau o Muškát moravský, que es dulce, parecido al moscatel. Otro buen vino dulce muy típico es el Znovín Znojmo . Por lo que respecta a los tintos, destacan Frankovka o Svatovavřineck y Kroměříž (éste último dicen que es el vino preferido del Papa Benedicto XVI).  Los vinos de la marca Ludmila, en distintas variedades, son muy populares en el país y tienen una buena relación calidad-precio.

En Praga hay infinidad de tiendas y supermercados en donde adquirir vinos, licores y productos de alimentación. También son muchas las vinaterías y lugares de cata que venden al detalle, como U Zavoje, en la calle Havelská, o Dejà Vu en la Plaza Maltesa (Maltézské náměstí).

 

 

 

 

 

 

Por lo que respecta a la cerveza, las más populares y reconocidas en la República Checa son: Budweiser-Budvar, Budejociky Budvar (negra), Pilsner Urquell, Krusovice, Staropramen Premium, Gambrinus Světlý,  Flekovsky Lezak (sólo es posible consumirla en U Fleků y adquirirla en la tienda-museo), Svijanský Rytíř, Primátor Stout o Primátor Premium, Herold (negra), Tmavé (negra) y Regent (negra), entre otras muchas.

 

 

 

 

 

 

Otra de las compras de productos de alimentación son los embutidos y los quesos: salami poličan, jamón de Praga, salchichas koblasa o el típico queso curado de Moravia, el tvarůžky .

 

 

 

 

 

Por lo que respecta a los licores, el Becherovka, un licor de hierbas que proviene de la ciudad balnearia de Karlový Vary, es una de las compras que todo visitante de la República Checa se lleva a casa. Dicen los checos que un vasito de Becherovka tiene las mismas propiedades curativas que las fuentes termales de Karlový Vary, o sea, que cura todas las afecciones. Desde luego es cierto, porque  si se bebe más de un vasito “se te pasan todos los males”…

  

 

 

 

 

 

Otro licor típico de la República Checa, aunque no tan popular entre los turistas, es el Slivovice, que es un orujo.

 

 

 

 

 

 

Otra de las compras típicas que se hacen en Praga son las famosas Lázeňské Oplatky, las obleas del balneario de Karlový Vary. El origen de su fabricación son las hostias misales, y están rellenas de chocolate, muesli, vainilla, aunque las “de siempre” son las rellenas de azucar, avellanas y vainilla. Las más conocidas y compradas son las de la marca Kolonada. Las vais a encontrar en cualquier supermercado o tienda de alimentación.

 

 

 

 

 

 

Llevar una botella se Becherovka o de Slivovice y una caja de obleas es el típico regalo que se lleva a la familia o a los amigos y, en mi opinión, seguro que lo agradecen mucho más que cualquier souvenir.

Y, hablando de souvenirs, ¿cuáles son los más comprados en Praga? Por ejemplo, las figuras de Gólem que se venden en los tenderetes del Barrio Judío. Según la tradición, quien reciba este regalo tendrá buena suerte. Las  hay de diferentes tamaños, pero el diseño tradicional es éste.

 

 

 

 

 

Otros souvenirs son los huevos de madera pintados de múltiples colores. Esta tradición tiene que ver con los kraslice, los huevos cocidos que se pintaban y se regalaban a los niños en Pascua. Los huevos pintados se pueden encontrar en cualquier tenderete callejero, en los mercados de las plazas o en el Puente de Carlos.

 

 

 

 

Los turistas también suelen llevarse como recuerdo las casitas hechas de barro y pintadas, de madera o bien de cerámica que representan los edificios multicolores y multiformes de Praga. También tienen mucho éxito las marionetas y los juguetes de madera, las muñecas matriuskas y los soldados Svej.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro recuerdo son las placas de metal que representan fielmente los típicos indicadores de las calles más populares de Praga, como Nerudova, , en color rojo, con la inscripción del nombre y el distrito.

Si visitais Karlový Vary, además de la botella de Becherovka y la caja de obleas, es muy típico comprar un jarrito para beber las aguas termales, que después sirve de objeto decorativo.

Y además, tenéis todos los souvenirs típicos de cualquier ciudad europea: los imanes de nevera, las camisetas, los lápices…

 

 

 

 

 

Anuncios